Migramiño liberó cerca de 50 kilómetros de hábitat fluvial

Migramiño liberó cerca de 50 kilómetros de hábitat fluvial

Uno de los propósitos de Migramiño consiste en hacer los ríos más libres, y con este objetivo en mente, las actividades del proyecto han logrado habilitar cerca de 50 kilómetros de hábitat fluvial disponible. Gracias a la permeabilización y a la eliminación de 12 obstáculos, se pasó de 6,7 a 47,6 kilómetros de hábitat para peces migradores.

Los ríos que se han visto beneficiados son el río Furnia, el río Caselas, el río Deva, el río Gadanha y el río Mouro. Los tres primeros pertenecen a Galicia y los dos últimos son portugueses, un dato que remarca el carácter transfronterizo del proyecto.