Alosas: Sábalo y Saboga (Alosa alosa y Alosa fallax)

barra-colores
  • Descripción
  • Hábitat
  • Ciclo de vida

El sábalo y la saboga son dos especies muy parecidas que pueden incluso llegar a hibridar. De cuerpo alargado y comprimido lateralmente, se caracterizan por tener grandes escamas y un color plateado y brillante con manchas negras justo detrás del opérculo. Se diferencian entre sí por el número de branquiespinas en el primer arco branquial (el sábalo tiene el doble que la saboga) y por el tamaño que alcanzan los adultos (el sábalo entre 40 y 85 cm mientras la saboga solo 25-45 cm). Los sábalos pueden vivir hasta 8 años y las sabogas hasta 12.

Son especies migratorias anádromas, es decir, viven principalmente en agua salada y se reproducen en los ríos.
En el mar ambas son gregarias y viven en profundidades de hasta 200-300 m. Habitan tanto sobre la plataforma continental como en la zona litoral y la saboga preferentemente próxima a los estuarios.

Los adultos entran en los estuarios a finales de invierno y durante toda la primavera. Cuando remontan el río no se alimentan, por lo que en esta fase pierden hasta un 55% de su peso.

Frezan entre mayo y junio, en zonas de poca profundidad y con zonas de arena o grava. La saboga suele desovar en tramos medios o bajos del río, incluso en los estuarios, mientras que el sábalo busca tramos más altos.

Los juveniles llegan al estuario durante el verano y el otoño y permanecen allí, los de sábalo por 4-6 meses y los de saboga hasta el segundo o tercer verano.
Después vuelven al mar, hasta alcanzar la madurez sexual e iniciar de nuevo el ciclo.

  • Estado de conservación
  • Factores de amenaza
  • Medidas de conservación

Tanto el sábalo como la saboga están presentes en el río Miño y su estado de conservación es preocupante, por lo que son especies catalogadas como “vulnerables”. La situación es común a otros territorios de Europa, donde sus poblaciones se están reduciendo de forma drástica y, en el caso del Miño, la situación es especialmente crítica en el tramo internacional a su paso por Portugal.

Los principales factores que amenazan la supervivencia de estas dos especies de Alosa en el tramo internacional del río Miño están relacionados con la sobrepesca y la alteración del hábitat.
• Contaminación por vertidos de depuradoras y efluentes domésticos e industriales
– Pérdida de la calidad química del agua
– Alteración del régimen hidrológico y los procesos biológicos
• Construcción de presas y obstáculos infranqueables en el cauce (Embalse de Frieira)
– Dificultad de migración hacia los frezaderos naturales (la saboga no se ve tan afectada como el sábalo debido a que desova más cerca de la desembocadura)
– Reducción del hábitat disponible
– Pérdida de calidad hidromorfológica por variaciones de caudal
• Sobrepesca y pesca furtiva
• Introgresión genética (hibridación entre el sábalo y la saboga)
– Disminución de efectivos

Las principales acciones que podrían favorecer la recuperación de la especie son:
• Favorecer el paso migratorio mediante la construcción de ascensores en las grandes presas y la eliminación de obstáculos. Los pasos para salmónidos no sirven para el sábalo ni la saboga, ya que su capacidad de natación y salto es menor.
• Depuración de los vertidos.
• Prohibición efectiva de su pesca.
• Aumentar el nivel de protección en la legislación nacional.