La actuaciones de Migramiño han conseguido aumentar la conectividad fluvial tras la permeabilización de obstáculos

La actuaciones de Migramiño han conseguido aumentar la conectividad fluvial tras la permeabilización de obstáculos

Las actuaciones de eliminación y permeabilización de obstáculos en el cauce de los ríos afluentes del Tramo Internacional del Río Miño se ha realizado para recuperar la continuidad y permitir aumentar el hábitat fluvial disponible para los peces.

Tras los trabajos realizados en el marco de MigraMiño-Minho se ha concluido:

  • Diferentes especies y densidades aguas arriba y abajo de los obstáculos: En algunas comunidades de peces existen diferencias evidentes, tanto en la composición específica como en sus densidades, dependiendo de si existen obstáculos más o menos franqueables para las diferentes especies. En general se observa una reducción clara de la población de algunas especies aguas arriba de los obstáculos, como en los casos del salmón, la boga, el reo y la anguila. En otros casos, como en la bermejuela (Achondrostoma arcasii) y las larvas ammocetes de lamprea marina (Petromyzon marinus), se hallan poblaciones mayores aguas arriba de los obstáculos porque las modificaciones hidromorfológicas que éstos suponen para el medio (zonas lénticas, acumulación de arenas, ..) favorecen a estas especies.
  • Mayor conectividad fluvial tras la permeabilización/eliminación de obstáculos: En el río Caselas se observa una reducción del efecto concentrador de las poblaciones de peces aguas abajo de los obstáculos permeabilizados/eliminados. Tras la colocación de la escala innovadora de peces y la eliminación de obstáculos, la anguila y la trucha se desplazan a tramos del río aguas arriba, anteriormente inaccesibles.
  • La reducción de la población aguas arriba de los obstáculos es más clara en las especies diádromas, que necesitan realizar migraciones entre el mar y el río. Las especies residentes pueden mantener poblaciones estables y reproductoras aguas abajo y arriba de obstáculos infranqueables y así presentar abundancias similares o incluso mayores aguas arriba del obstáculo, al estar más afectadas por las características del hábitat que por la restricción en la migración. No obstante, estas especies también realizan desplazamientos relacionados con la reproducción, la alimentación, la búsqueda de refugio, etc.. por lo que la presencia de obstáculos también provoca un impacto significativo: aislamiento de poblaciones, mayor mortalidad, mayor riesgo de desaparición de la población por impactos externos, mayor competencia, pérdida de diversidad genética, etc.
  • La clasificación de los azudes en función de la dificultad que presentan para el remonte de los peces es muy diferente a la que se podría realizar en función de los macroinvertebrados bentónicos: el estudio realizado en los obstáculos de los ríos Pego, Furnia, Caselas y Deva muestra que los pequeños obstáculos pueden tener un gran efecto sobre determinados grupos de macroinvertebrados (principal grupo del que se alimentan la mayoría de peces), pues para ellos son más importantes las condiciones que se generen en el flujo del agua y su efecto sobre el substrato, siendo los diferentes sustratos los que seleccionan a las especies que pueden estar presentes. En algunos casos, el cambio hidráulico aguas abajo del obstáculo produce un cambio en el sustrato que impide que sea colonizado por taxones que carezcan de estrategias morfológicas o etológicas concretas. Las repercusiones observadas sobre la composición del macrozoobentos son importantes puesto que limitan la distribución longitudinal de los taxones con baja movilidad.